martes, 28 de octubre de 2014

LA HISTORIA DEL NOMBRE DE LA CALLE CARLOS VII


 Dado el interés que despertó el tema del carlismo portugalujo o del nombre de la calle Carlos VII, (somos el único municipio vizcaino donde se conserva) completamos el tema con lo que nos dice José Manuel López Díez, en su Diccionario Histórico de las calles de Portugalete.
En 1938 una moción municipal pretendía homenajear a “los forjadores de la Victoria” en la guerra civil, a los que “están construyendo una Nueva España, Grande y Libre, con su Jefe, nuestro invencible Generalísimo Franco a la cabeza”. Y también a Carlos VII, “aquel gran Caudillo de la Tradición, cuyo espíritu y memoria vivirá eternamente en el alma de una gran parte de la Nación Española” y a José Antonio Primo de Rivera, “aquel otro gran Caudillo, fundador de la Falange Española”.
En principio, la actual plaza del Solar iba a llamarse Carlos VII y esta avenida, Generalísimo Franco. Pero los promotores de la moción –varios concejales, casi todos carlistas– invirtieron los términos y así se aprobó.
Con la llegada de la democracia, todos los nombres de esta moción, salvo Carlos VII fueron derogados en el primer pleno de la transición del 28 de setiembre de 1979.
En el segundo, del 30 de noviembre, se rechazó la denominación de Avenida de la Libertad, propuesta por Herri Batasuna y lo mismo ocurrió con la promovida por el PNV, Avenida Lehendakari Agirre, en el 25 aniversario de su muerte (1985), por lo que siguió vigente en la nueva etapa política.

Completamos la entrada con fotografías en las que se ve el comienzo de la calle por General Castaños, con el chalet de Sugasti y enfrente el nº 2 de la nueva calle, que sería el segundo edificio que se levantaría tras el de Serafín Navarro en 1947, frente al chalet de Goitia. En el ángulo superior un grupo con la bandera requeté en el campo de la Iglesia.

En la foto bajo estas líneas, el final de la calle en 1954 al paso del entierro del médico Joaquín Rodríguez Nogales con el chalet de Goitia, que también recogemos en el ángulo inferior con la desparecida ermita de San Roque tras él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada