jueves, 5 de mayo de 2016

HABLANDO DE MOJIJONES o MOJOJONES



Dado que nuevamente he participado en un par de rifi-rafes a cuenta de cuál es la fórmula castiza portugaluja para nombrar a los mejillones, bueno es desempolvar unas notas que he ido reuniendo sobre el tema.
Para no pecar de pelma, diremos que los mojijones son moluscos bivalvos, que en latín se denominan ”Mytilus edulis” y que además de estar riquísimos, tienen la particularidad de fijarse a rocas, escaleras, etc. mediante unos filamentos y un pegamento que se endurece en contacto con las aguas marinas, detrás de los cuales andan los científicos para fabricar pegamentos especiales. Los nuestros, más pequeños que los cultivados por los gallegos, viven en zonas de inter mareas y se les llama mojijones de roca.
Hoy en día, viven en cuadrilla a lo largo de los muelles de Portugalete y Las Arenas, con los ostrones y unos organismos que en Portugalete siempre hemos denominado escaramujos (balanus), también llamado por ahí bellotas de mar y que son primos de los percebes. Esta denominación, al igual que nuestro rebollo, no está recogida por la Real Academia de la Lengua. ¡Qué averías nos hacían los escaramujos en la Punta al resbalar en las rocas en aquellos añorados días de pesca de kiskillas y karramarros y velludos!.
La discusión siempre tiene dos bandos. Los de MOJOJONES y los de MOJIJONES. Para empezar, voy a recurrir a un pequeño artículo que escribió Jenaro Urtiaga “Sodupe” en la Revista El Abra de 1973, pues nos aporta una visión santurtziarra sobre MOJIJÓN. Dice Jenaro: 
“Quizás sea palabra que solamente exista en el argot de los santurzanos. Quizás se use en otros sitios. No lo sé. Pero esta es la palabra que nosotros empleamos para designar lo que el diccionario le ha dado por llamar mejillones.
Nosotros, vuelvo a insistir, los llamamos MOJIJONES, aunque no falte entre nosotros el que los denomina MOJOJONES y también (esto entre la gente de mayor edad) BOTIJONES.”.
Un ejemplo irrefutable sobre su nombre en el Abra lo tenemos en la escollera que partía del morro del muelle de Las Arenas, pretendiendo contener las arenas de la barra y que luego fue cubierta por el muelle Evaristo de Churruca. Pues bien, salvo un plano que trazó el Brigadier Vicente Tofiño en 1769, en cuya leyenda dice que fue “enriquecido” en el Depósito Hidrográfico de Madrid, todos los planos conocidos la llaman LA MOJIJONERA. Claro, cuando en Madrid verían Mojijonera enseguida lo “enriquecieron” poniendo MEJILLONERA.
Podríamos creer que fuera algún localismo que importara Evaristo Churruca desde su Mutriku de adopción, pero como veremos luego, no debió ser así si observamos las variantes de
Ondarroa y Deba. He reunido una colección de planos desde 1882 a 1899 de Churruca, de Pedro de Icaza de 1901, de un campo de regatas de 1907 y varios más de 1908, 1927, 1929, 1930 y 1951, en todos ellos figura LA MOJIJONERA, y es lógico pensar que el nombre le vendría dado de los miles de moluscos que poblarían sus rocas batidas por las olas.
Emiliano de Arriaga en su chirene “Lexicón bilbaíno” (1896), dice al referirse a MOJOJONES:
 “Es voz castellana. Ha debido o debe aún existir la forma MOJIJÓN que es intermedia entre MOCEJÓN y MOJOJÓN…. Aforismo gastronómico-bilbaíno: ‘De las sopas … la de mojojones’”.
 “Tavi” en Bardulia@yahoogroups.com, dice: 
“Hablando de variantes dialectales, la forma mojojón ‘mejillón’, propia del romance autóctono de Bizkaya, es diferente del castellano nativo MOCEJÓN, conservada en Cantabria, según Coromines de un proto-romance MUSCELLIO:NE, que da el euskera es MUTXILLOI (B). El castellano mejillón es un préstamo del gallego (portugués MEXILHA-O), que corresponde al autóctono MAZAJÓN, MOCEJÓN (Cantabria)”. 
Otros autores hablan además de MORDEJÓN, MOZAJÓN (Cantabria). Tal como lo ve “Tavi”, “la forma MUTXILLOI sería el resultado de la evolución autóctona de *muscellio:ne, mientras que MOÇOJON > MOJOJÓN pertenecería a la variante regional del castellano propia de Bizkaia y Álava”.
Eneko Barrutia en su libro “Bermeo eta Mundakako arrantzaleen hiztegia” (1996) y lo hecho público en las jornadas “Mendebaldeko berbetearen formalizazinoa” (2000), da una serie de vocablos locales: MOJIJÓN (Santurtzi), MUXILLO (Getxo), MUXULU (Leioa), MUXILLE, MUXILLIE, MUXILLEK (Bermeo), MUXILLA (Mundaka), MOJOJO, MOJOJOYA, MOKOKOYAK (Lekeitio), MUTXILLOI (Ondarroa), MOKILLOI (Deba), además de MUXILL, MUXILLÉ y MUSILLIE sin especificar la localidad.
Igualmente Carlos Glaria en su “Muskiz, historia y toponimia de un concejo del valle de Somorrostro” (2003), señala MOJOJÓN/MOJIJÓN como variantes propias de Muskiz para el mejillón.
En la vecina Castro Urdiales se les conocía como MOCEJONES.
En Barakaldo, me informan que siempre dijeron MOJIJONES. En Retuerto había una mujer que se dedicaba a venderlos por la calle con un balde ancho de cinc y era conocida como “Amalia, la mojijonera”.
En Getxo, además del ya citado MUXILLO, José Ignacio Hualde y Xabier Bilbao en su “Phonological Study of the Basque Dialect of Getxo” (1992), recogen MOJOJOI y MOJOJOYA.
Y aquí viene otra variante portugaluja, que encontró en el Archivo Histórico Municipal de Portugalete nuestro compañero de fatigas investigativas, Aitor González Gato, en un acta del 2 de febrero de 1761, página 72v. En ella se ordena: 
“Que ningún vezino ni morador de la expresada Villa lleve ni embíe al Caño de la Tarazana ni parage alguno de dentro de esta Villa los cascos de MOZIJONES, chirlas, ostras ni otro género de Vasura, pena de 1 ducado por vez al que contraviniere".
Yo creo que esta palabra portugaluja de al menos 255 años de antigüedad, se acerca más al castizo MOJIJÓN que ya citara Juan Antonio Zunzunegui en “El Chiplichandle” (1940), que a MOJOJÓN, ¿no?.
Visto lo visto, hay donde escoger. Yo seguiré usando MOJIJÓN y MOJIJONERA, pero los de MOJOJÓN tienen sus razones, así como los de todas las variantes expuestas y las nuevas que aparezcan, que serán bienvenidas.

JOSE LUIS GARAIZABAL FLAÑO


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada