domingo, 1 de mayo de 2016

HERÁLDICA PORTUGALUJA (25): ESCUDOS EN LA CAPILLA DE COSCOJALES



Nos encontramos ante otro misterio heráldico, al contemplar los dos escudos que figuran en las bases del arco renacentista, que da entrada a la capilla conocida como “de los tres Reyes” o de Coscojales, en la Basílica de Santa María de Portugalete. Y digo misterio, porque no es habitual que el escudo de la esposa (Salazar) esté colocado a la izquierda del de su esposo (Coscojales), que este no aparezca en ningún libro sobre heráldica y que un historiador portugalujo como D. Francisco Sesmero, no lo citase entre los escudos heráldicos de la Villa.
Sabemos que esta capilla fue fundada por el matrimonio formado por Antón Pérez de Coscojales y Vallecilla “el viejo” (1492-1562) y Elvira Ximénez de la Renteria, y que en una inscripción en la reja renacentista existente todavía en 1898 decía:
“1541 – QUIEN EDIFICA PARA LA GLORIA PER-MANECE –SU- MEMORIA”.
Cabe pensar que esos escudos, con forma diferente, fueran colocados con posterioridad en el momento de superponer el arco renacentista sobre el original apuntado, ya que lo lógico sería que figurasen los de Coscojales-Ximénez Renteria.
Un matrimonio entre Coscojales y Salazar se produjo en segundas nupcias en 1599, entre Antón Pérez de Coscojales y Recalde (1571-1612) y Juana de Salazar o en 1645, entre su hijo, Martín Pérez de Coscojales y Salazar y Casilda Salazar Bañales. Una hermana, Ana Mª Salazar, fue madre del fundador de la ermita de Martiartu que luego veremos.
Sea como fuere, queda la duda sobre si el escudo con el lobo lampasado pasante y el árbol (algunos hablan de coscoja, creo que erróneamente, ya que ese árbol no tiene ese aspecto), corresponde a los Coscojales o es el de los Martiartu.
Varios autores han publicado distintas pistas. Así Goio Bañales nos habla del escudo diciendo: “el escudo de armas de Coscojales está compuesto por dos cuarteles, el primero con las armas de Salazar-Muñatones, el segundo con las de Martiartu. Es evidente, por lo tanto, que en su origen descienden de los Salazares de quienes tomaron el distintivo.”.Iñaki Solaetxe, expone una cláusula de la fundación del solar de los Coscojales: “Otrosi con condición que el que subcediere en el dho bínculo se llame e nombre por su apellido principal de nuestro nombre y apellido de Coscojales y que traya nuestras armas de la casa de Martiarto y las del solar de Muñatones y las de Salazar” y realiza esta interpretación del escudo.
Como fuente original, debemos acercarnos hasta Irauregi (Alonsotegi) y visitar la ermita de San Antolín sita en la calle de Coscojales, pues allí podemos disfrutar del retablo que mandaron construir, al igual que la ermita, Antón Pérez de Coscojales “el viejo” y su esposa Dª Elvira. En el ático del retablo, restaurado en 1998, figuran dos escudos idénticos, salvo la mirada del yelmo, que dada su antigüedad, tienen que ser las armas originales de los Coscojales. No nos sirve en esta ocasión lo escrito por Javier de Ybarra, pues su análisis es totalmente erróneo al asignar los escudos a Castaños, Soberrón, Montaño y Cotillo.
El escudo es partido, presentando en su cuartel derecho las armas de Muñatones, en la parte superior diez panelas rojas sobre fondo ¿dorado? y en la inferior, lo que me ha resultado más difícil descifrar. Se trata de nueve veros rojos sobre fondo verde, en su modalidad de ondas, en una versión peculiar del tallista. A su izquierda, las trece estrellas doradas de Salazar sobre fondo rojo, colocadas en dos columnas y una en punta. Separando ambas mitades, una cruz de Santiago roja, orden a la que pertenecían los Coscojales y que también figura tallada en el respaldo de tres bancos antiguos, situados bajo el coro. No se aprecia bien, porque la punta superior está casi oculta entre el ramaje y el yelmo, y las dos flores de lis laterales, se confunden con las panelas y estrellas, estando el brazo vertical parcialmente tapado por el árbol, pero la punta asoma por la parte inferior. En el centro, un árbol, que no tiene nada de coscoja, con un lobo andante sobre el tronco, que mira hacia atrás, llevando una presa en su boca (cebado de un cordero). Por lo tanto, tenemos los tres escudos mencionados antes, pero en otro orden.
A los lados del sagrario, figuran las tallas de los fundadores de la ermita y del retablo, D. Antón y Dª Elvira. Él presentado por San Antonio Abad y ella por la Virgen con el Niño. Estas tallas (1541) guardan gran similitud con las del retablo de Santiago en la Basílica portugaluja (1569), en el que aparecen también arrodillados y orando, Juan de Ugarte y Teresa Gómez de Martiartu y Butrón, con los que mantenían parentesco al ser ella hermana del Señor de Guecho y Martiartu.
Por lo tanto, queda por aclarar si el escudo tallado en la capilla portugaluja sustituyó al original de los Coscojales o se trata del escudo de los Martiartu o Martiarto, que se ofrece:
1.- Un lobo cebado tras el árbol, y mirando hacia atrás como hemos visto en Irauregi;
2.- El que parece ser el escudo original, con el lobo mirando a su frente, como sucede en el sarcófago de Martín Ortiz de Martiartu y su esposa, Ana Mª o Mayora de Zamudio, en el exterior de la iglesia de Andra Mari en Erandio Goikoa, con un árbol con extraño follaje o frutos, al que no parece estar atado el lobo. Su hija Mª López de Martiartu, Señora de la Torre de Martiartu, casó con Ochoa Ortiz de Guecho, Señor de la torre de Guecho;
3.- En la misma iglesia. Suelto y mirando al lado contrario, como el grabado en una losa sepulcral aparecida como base del púlpito, al retirarlo en 1968 5;
4.- Escudo en la ermita de San Antonio de Martiartu (1658). Con lobo (con algo en la boca), ¿linguado? atado al árbol por una cadena (2º cuartel), debería corresponder a Mª de San Juan o Francisca Herrera, esposa del fundador, pero algunos autores lo atribuyen dudosamente a Martiartu (Ybarra) o Guecho (Auñamendi);
5.- En la misma ermita. Con lobo cebado de un cordero (4º cuartel), que fue construida por Diego Asua Guecho y Martiartu y Sangroniz. La unión de estos dos cuarteles (3º y 4º), más el lema, puede ser el origen del escudo actual de Getxo. Recordemos que en Irauregi el lobo cebado de Martiartu mira hacia atrás.
Dicho todo esto, yo me inclino por que el escudo de la Capilla de Coscojales en la Basílica de Portugalete, se trata del primitivo de los Martiartu y no el de Coscojales, que no ha debido existir en una versión diferente a las de Irauregi, que es una fusión de las armas de Salazar, Muñatones y Martiartu primitivas.


JOSE LUIS GARAIZABAL FLAÑO


Heráldica Portugaluja  (Pinchar)




1 comentario: