lunes, 30 de mayo de 2016

UN PROYECTO MUNICIPAL NO REALIZADO: EL INSTITUTO NACIONAL DE 1934


En una entrada de este blog nos habló Tasio Munarriz de la inauguración de un Instituto en la Villa el año 1933 en plena época republicana, con sede en el palacio de Dueñas (actualmente Colegio Santa María) y alquilado a su propietario Antonio Ajuria que lo tenía deshabitado desde hacía años. Prestaba sus servicios a los jóvenes estudiantes de las dos márgenes de la Ría y de la zona minera y tenía carácter mixto, en su conjunto y en las aulas, algo muy avanzado para aquella época. Llegó a tener 392 alumnos oficiales y otros 100 libres en el curso 1935–1936. En él se integró el Colegio Vasco de Las Arenas como adjunto. Era filial del de Bilbao, de donde venía un tribunal para examinar y dar el título, impartiéndose el curso de ingreso y los  seis niveles de Bachillerato.
Las alumnas del Colegio del Carmen también se examinaban en el Instituto para tener el título oficial de Bachillerato. La carga económica corrió a cargo de la Diputación en un 50 %, del Ayuntamiento de la Villa en un 25 % y los otros ayuntamientos aportaron otro 25 %. La enseñanza era gratuita y en su creación fue fundamental la mediación de Indalecio Prieto, ministro de Hacienda, ante el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.

La noticia que hoy traemos de la mano de nuestro compañero Roberto Hernándecz Gallejones, se refiere a un proyecto municipal que se quiso realizar y que al final no se llevó a cabo, y que no deja de ser de interés.
Según el informe municipal de julio de 1934, “las necesidades cada día mayores, del Instituto Elemental de 2ª enseñanza de esta Villa” hacía que surgiera la necesidad de adecuar sus instalaciones “a las exigencias pedagógicas modernas” y como tenían noticias oficiosas “de que de todos los Institutos elementales que se crearon en España para sustituir la enseñanza religiosa, solo dos y uno de ellos el de Portugalete, van a ser elevados a Institutos Nacionales, obligaba a poner un cuidado especial en su mejora para hacer de él un centro modelo”.
Como el estado construiría el edificio pero el Ayuntamiento debía ceder los terrenos, se decidió abrir un concurso de opciones de venta de solares para ofrecérselo al Estado “con destino a la construcción de un edificio para Instituto Nacional de 2ª Enseñanza y Escuela de Trabajo, en su caso”.

El proyecto del que no vemos la firma del arquitecto, y con una ornamentación muy de acuerdo con los ideales de la República se situaba entre el edificio de Dueñas y la carretera a Santurtzi. No tenemos por ahora más detalles pero suponemos que las demoras habituales y la llegada de la guerra dieron al traste con el proyecto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada