martes, 17 de enero de 2017

ANGEL BERRIATUA Y EL CINE IDEAL


Angel Berriatua Gorroño, un bermeano nacido en 1873 y que se afincó en la Villa en 1910, fue quien construyó el Cine Ideal en 1919 en un terreno que había adquirido en la calle General Castaños, a la vez que explotaba en su parte trasera una fábrica de hielo,
Estamos ante el empresario cinematográfico que dio un extraordinario impulso al cine en la Villa en los años 20, lo que le llevó a ampliar su actividad a Bermeo, con el también llamado Salón Ideal Cinema, y en 1926 con la explotación del Teatro Buenos Aires en Bilbao.
Una reseña de prensa se refería a él: “El popular y generoso empresario de los teatros de esta villa, D. Angel Berriatua, dando una vez más pruebas de mantener estrechas relaciones con el público, ha contratado, sin reparar en gastos, para ayer y hoy, domingo, como último día, la magnífica producción nacional Nobleza baturra, en la que se hallan adaptados los típicos cantos y bailes de jotas aragonesas, que correrán a cargo de la afamada Troupe España”.
En su programación no solo incluía películas, sino también espectáculos de variedades y teatrales, recordándose la presencia de Anselmo Ojembarrena (tocador de guitarra), Stela (“lo mejor de varietés que viaja por España”), Trío Carpi (malabaristas cómicos), Bery-Ferry (dueto fantasista moderno), Fantoches Waltons (Teatro di Picoli), Lola Mansilla (“reina de cantos regionales y excelente cancionista”), Los Maños (“una pareja de baile, otra de canto y un notable tocador de guitarra”) y la Compañía de Circo de Leonard Parish de Madrid, aunque cada vez una con presencia menor en favor del cine sonoro.
A finales de la década eran una docena las salas que funcionaban en Bizkaia que a diferencia de lo que ocurría con las de Bilbao que ofrecían sesiones diarias durante todo el año, “las de las márgenes solo abrían tres o cuatro días a la semana y cerraban durante la época estival” según explica Txomin Ansola.
Tras la exitosa década de los años veinte en que el Cine Ideal tuvo una media de 120.000 espectadores al año y otros 58.000 en el “Teatrillo”, en 1929 la prensa ya anticipaba: “Próxima la fecha a dar principio a la temporada cinematográfica y teatral, ha puesto en marcha su actividad extraordinaria el popular empresario de los teatros de esta villa, D. Angel Berriatua, disponiéndose a echar el resto para que el futuro supere a los anteriores, ya que el distinguido público que acude es merecedor de toda clase de desvelos para complacerle. Por lo pronto, se están llevando a cabo, tanto en el Cine Ideal como en el Teatro Principal, importantes obras de arreglo y decorado de los salones, dicho Sr. Berriatua tiene contratados los mejores ‘films’ para exhibirlos en sus pantallas”.
Tras aprobar la Junta Provincial de Espectáculos Públicos su petición de remodelar su salón, en abril de 1929 se dirigió al ayuntamiento para pedir autorización para iniciar las obras. El cine Ideal contaría así con la instalación de un telón metálico contra incendios y una capacidad para 825 espectadores. Los precios que mantenía en 1930, eran en torno a una peseta en butaca, 80 céntimos silla y delantera y 50 céntimos el anfiteatro. Y en las sesiones infantiles, 25 céntimos en butaca, 20 en silla y delantera, 15 en primera fila de anfiteatro y 10 en anfiteatro.
Referente al Teatrillo que él tenía en alquiler, era utilizado también por compañías de teatro como la de los Montiano, con repertorio de Benavente, Quintero, o Arniches y obras como Don Juan Tenorio o La dama de las camelias.
Los primeros años de la década siguiente vivieron la incorporación del sonido al cine con lo que en 1935 cuando la explotación del Cine Ideal cambia de manos, el cine sonoro está ya consolidado. Será otro personaje importante en la historia de la distribución cinematográfica en la Villa, Luis de la Fuente, quien tomará el relevo con el estreno de Alma de bailarina, pero unos meses después se produjo el inicio de la guerra

Este tema tratado por Txomin Ansola en su trabajo El Salón Cine Ideal, exponente de la consolidación del espectáculo cinematográfico en Portugalete durante la década de los veinte, lo hemos incorporado a la Biblioteca Digital Portugaluja (Pinchar). Sobre la actividad de Angel Berriatua no disponemos de más información ni siquiera fotográfica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada