miércoles, 4 de enero de 2017

EL CONCURSO DE VESTIDO BARATO DURANTE LA REPÚBLICA



Este concurso que tuvo una gran aceptación estos años, lo instituyó el Ayuntamiento con la idea de “estimular el espíritu de laboriosidad y buen gusto de modistas y costureras”. Como vemos en los programas de 1934 y 1935, se titulaba oficialmente Gran fiesta de trabajo y arte en Portugalete, especificando claramente que “no es una fiesta de frivolidad, sino de trabajo, no se trata de un concurso de mises, es una exposición de arte”.
Entre sus condiciones figuraba que el jurado examinaría previamente a las concursantes con sus vestidos, pudiendo rechazar a las que se presentasen vestidas de forma atentatoria a la moral”.
Según las estipulaciones del concurso se tendría en cuenta el costo del vestido, teniendo que presentar “el valor de la tela, gasas, botones, adornos, hilos y todo lo que forme parte de él”, mediante facturas debidamente detalladas. No contaba el precio del trabajo.
Las concursantes desfilaban por una pasarela que se levantaba en la Plaza, anunciando el nombre de la modista y la señorita que lo portaba, así como el precio del mismo y sus principales características.
Los cuatro premios que se otorgaban eran de 150, 100, 75 y 50 ptas.
El año 1934 el premio lo ganó la costurera Virginia González de las Arenas, exhibiendo el vestido Felisa Martínez de Portugalete.
Las locales Paz Salaberri, Felisa Iglesias y Valentina Pérez lograron el 3º, 4º y 5º puestos, desfilando las jóvenes Emilia Santa María, Victoria González y Justa Pérez.

En 1935 con 27 participantes de distintas localidades como Bilbao, Erandio, Las Arenas, Baracaldo, Sestao o Santurce, el primer premio se quedó en la Villa y correspondió “al vestido confeccionado por Dª Paz Salaberri, de 3,70 ptas. Modelo Srta. Rosario Leguinagoicoa”, una belleza de 17 años que vestía de rosa con un amplio lazo azul y cuya foto recogemos en esta entrada, cedida por su hija Margari Uriarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada