domingo, 15 de enero de 2017

EL TRIBUNAL DE ORDEN PUBLICO (EL TOP)
















En este mes de enero se cumplen 40 años del inicio de la tan denostada Transición, que empezó con la supresión del Tribunal de Orden Publico, el temido aparato de la dictadura franquista que servía como un eficaz medio de represión, al igual que la policía de la Brigada Político-Social, por lo que traemos esta entrada de Tasio Munárriz, que ha investigado el paso de portugalujos por el mismo:
La Jurisdicción Especial de Orden Público, integrada por el Juzgado de Orden Público (JOP) y el Tribunal de Orden Público (TOP) fue un instrumento jurídico para reprimir a los adversarios políticos del régimen. A determinadas conductas políticas se les aplicó una jurisdicción “civil” y no el Código de Justicia Militar como antes. Derogaba la ley contra las actividades de la Masonería y el Comunismo de 1940 pasando los hechos a la jurisdicción ordinaria.
Entró en vigor en 1964 coincidiendo con los “XXV años de paz”, campaña promovida por Fraga Iribarne para superar la guerra civil. El JOP instruía el sumario y TOP dictaba sentencia después del juicio. En 1977 se suprimieron el JOP y el TOP, sustituidos por la Audiencia Nacional para juzgar delitos de terrorismo y otros de ámbito nacional. El total de los procedimientos incoados fue de 22.660, con 2.839 sentencias condenatorias y 959 absolutorias.
Entre los procesados por el JOP y el TOP estuvieron los portugalujos:
José Unanue: Encarcelado en 1975 en el penal de Carabanchel un año y liberado por la amnistía decretada al comienzo de la transición
Prudencio Pastor Castaños: Detenido en 1964, 1967 y 1968, ingresado en las cárceles de Larrínaga y Basauri y absuelto en 1971 de la acusación de asociación ilícita.
José Ramón Laorden de Pablo, Agustin Gorjón Oyarbide y Vicente Lava Urberuaga: Detenidos en 1969 en la cárcel de Basauri tres meses, salieron en libertad provisional y los condenaron a cuatro meses de prisión por propaganda ilegal.
Miguel Loizaga Garrastachu: Detenido en 1969 y condenado a nueve meses de prisión por asociación ilícita y propaganda ilegal.
Ramón Lucio García Delgado: Encarcelado en Basauri y condenado a nueve meses de prisión por asociación ilícita.
José Luis Echave Asensio: Detenido en 1968, encarcelado en Basauri, salió en libertad bajo fianza. Encarcelado en 1969 y condenado a nueve meses de prisión.
Eduardo López Albizu (“Lalo”): En el estado de excepción de 1967 fue encarcelado en primera instancia y posteriormente desterrado a Huércal Overa (Almería).
Begoña Alvarez: Esposa de “Lalo”. En el mismo estado de excepción desterrada en Las Hurdes.
José Andrés Paul Tejedor.
Sabino Andrés Ipiña Ormaechea “Sabin”: 40 días en la cárcel de Basauri por ser miembro del comité de empresa de Babcock Wilcox representando a ELA.
Alejandro Echevarria Arrázola: Detenido en prisión provisional (14 meses) de 1963 a 1964. Sentencia: un año de prisión por  cada delito (Propaganda ilegal y asociación ilícita) y 10.000 pesetas de multa. Posteriormente, hacia 1967, fue desterrado en Monzón (Huesca) para prevenir disturbios con motivo del 1º de Mayo.
Javier Francisco Llona Ramón y José Antonio Alda Orive: 57 días en la cárcel de Basauri, en libertad condicional pagando una fianza de 50.000 pesetas sufragadas por una colecta popular. Delito: Haber participado supuestamente en una manifestación el 21 de diciembre de 1973. (Este tema ya se trató en otro artículo de este blog).
José Ignacio Novo Aparicio y José Ignacio María Arriaga García-Andoaín: Lo mismo que los anteriores. Además, fueron juzgados el 10 de mayo de 1975 y absueltos por falta de pruebas. (También está tratado este tema).
Periko Solabarria Bilbao. Preso en la cárcel concordataria de Zamora (una parte exclusiva para curas), y en la cárcel de Basauri tres veces acusado de propaganda y asociación ilegales y agitador obrero. (No he llagado a ver ninguna referencia de que fuese juzgado por el TOP ni cuánto tiempo estuvo preso).
Román Landera Martín, sacerdote de la parroquia de Santa María, fue detenido con la acusación de haber participado supuestamente en la citada manifestación. El JOP nº2 quiso procesarle, pero el obispo Antonio Añoveros lo impidió ateniéndose al Concordato. Salió del hospital de la cárcel de Carabanchel 51 días después de su arresto.
El 3 de junio de 1973 fueron detenidos Angel Garamendi Blanco, José Goñi Alzueta y Tasio Munárriz Hernando por el capitán de la Guardia Civil Manuel Hidalgo por una supuestas octavillas tiradas por una ventana de la casa parroquial. El juez Saborit los puso en manos del JOP, pero el obispo impidió su procesamiento. Estuvieron arrestados 16 días. El caso fue sobreseído y archivado. (Este tema se tratará más ampliamente en otro artículo).



1 comentario: