martes, 16 de diciembre de 2014

DRAGADO DEL FONDEADERO Y LA DÁRSENA DE LA BENEDICTA


 En el Archivo Foral de Bizkaia hemos encontrado el expediente Bilbao Segunda 0395/125, que hace referencia al dragado de la zona colindante con los nueve cargaderos de mineral de la compañía inglesa The Bilbao Iron Ore Co, y que viene al pelo para completar la entrada del día 12 de Noviembre pasado.
Así vemos, como el 24 de Agosto de 1872, esta compañía se dirigió por medio de una carta firmada por su ingeniero D. Federico C. Barrón, al Excmo. Sr. Presidente del Ayuntamiento de Bilbao solicitándole la draga propiedad del Ayuntamiento “con el fin de dragar en la playa de Sestao, tanto para el fondeadero que allí ha de establecerse, como para sacar los cimientos del muelle proyectado y dado que no podían disponer aún del material que al efecto se estaba construyendo en Inglaterra”. Aquí hay tener en cuenta que aunque el túnel se empezó a excavar en 1872, la primera locomotora no lo cruzó hasta 1875, una vez acabada la guerra civil.
“Pretendían arrendarla durante dos meses, pudiendo subdividir el tiempo, de modo que pudiera hacer el servicio de dragado de la Ría y la dársena”.
Apelaba al interés que sin duda tendría el Ayuntamiento bilbaíno en el desarrollo de la industria minera de la provincia.
No sabemos el modelo de esta draga, pero en el tomo dedicado a Bizkaia de la Geografía General del País Vasco-Navarro, podemos ver este modelo con dos
karramarros, que dragaba la ría en Bilbao a principios del siglo XX, y que pertenecía a la Junta de Obras del Puerto. Bien pudiera haber pasado de una propiedad a otra, una vez constituida la Junta en 1877.
El 9 de Septiembre del mismo año, deniegan la solicitud argumentando que el Ayuntamiento “necesita imprescindiblemente de la draga para atender al relleno aún no terminado del brazo de Uribitarte y que es de todo punto imposible distraerla a otro objeto mientras aquel no quede cumplido”.
Desconocemos cómo pudo afectar la guerra a estos dos proyectos, pero si vemos en la fotografía superior hecha cuando aún no se había levantado el Puente Vizcaya, la que posiblemente fuera la draga construida en Inglaterra que se cita en la misiva y que estaba fondeada en el pequeño puerto que la compañía minera construyó donde hoy en día se levantan las piscinas de Sestao. A su lado, media docena de gabarras varadas en bajamar y tras la draga el pequeño astillero que tenía el gerente, Mr. Browne.
Se puede apreciar el canal dragado entre la línea de boyas y los cargaderos primitivos, donde al menos cuatro barcos esperan su turno de carga.
Jose Luis Garaizabal

La entrada a la que hace referencia José Luis es 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada